Envío gratis Envío gratis para
todos tus pedidos
precios imbatibles 50.000 referencias
a precios imbatibles
asesoramiento personalizado Asesoramiento
personalizado
Contacta con nosotros +34 911 590 909
L - J 09:00-18:00 V 09:00-15:00

Cepillos y peines plegables personalizados

En PMK·ideas tenemos los mejores cepillos y peines plegables personalizados. Con ellos, tus clientes irán bien peinados siempre y no tendrán que preocuparse del viento. Además, son unos productos muy baratos y útiles, la opción perfecta para empresas dedicadas a la cosmética y la imagen personal, especialmente para las peluquerías.

Cepillos y peines plegables

¿Por qué regalos para peluquerías?

La mejor publicidad es aquella que consigue que tus clientes se sientan queridos y únicos; si lo alcanzas, lograrás que utilicen tus servicios, o consuman tus productos, durante mucho más tiempo.

Las peluquerías son negocios que reciben a mucha gente al cabo del día y, muchas de estas personas solamente van a probar; es decir, suelen cambiar de profesional hasta que encuentran a uno que les gusta y les deja el pelo tal y como ellos quieren.

Por eso, una de las mejores opciones es regalar a estas personas objetos que consigan acercarse a estos clientes y los fidelicen.

De esta forma, es mucho más probable que vuelvan porque cada vez que se peinen recordarán lo bien que les trataste y lo mucho que les gustó tu corte de pelo. Además, si lo utilizan en lugares abiertos, servirá como estrategia publicitaria y hará más visible tu marca.

¿A quién hacer regalos de peluquería?

Estos regalos no están pensados para ningún público específico, casi todo el mundo termina necesitando un peine en algún momento determinado. Además, al ser plegables son perfectos para llevar en el bolso o la bandolera, así como en cualquier neceser.

A pesar de ello, es cierto que estos productos suelen estar pensados para las personas adultas con el pelo largo.


En PMK·ideas disponemos de múltiples opciones para que puedas elegir; además, contamos con modelos que llevan integrado un espejo, para que puedas verte a la vez que te peinas.